Visita con Wegoaz LA GARGANTA DE KAKOUETA Y EL PUENTE DE HOLTZARTE en Navarra

kakoueta

Esta semana nos vamos a quedar cerquita para conocer una parte del Pirineo Vasco Frances. Visitaremos la garganta de Kakoueta y el puente colgante de Holtzarte

portada1      portada2       portada3

 

En el sur de Francia, muy cerca de Navarra, hay dos sitios de esos que dejan con la boca abierta: las Gargantas de Kakueta y la Pasarela de Holzarte. Ambos lugares se encuentran en el departamento de los Pirineos Atlánticos, dentro de la región de Aquitania. Como en toda esa zona del País Vasco Francés, el verde abunda por doquier y los ríos se abren paso entre enormes desfiladeros, dando lugar a maravillas naturales como las Gorges de Kakouetta y forzando el ingenio del hombre para construir puentes como la vertiginosa Passerelle de Holtzarté. Os animamos a descubrirlas con Wegoaz.

foto1

Las gargantas de Kakueta se encuentran en la comuna de Sainte-Engrâce, a unos 2,5km del pueblo. Una carretera estrecha y serpenteante permite el acceso a los parkings gratuitos que hay en los alrededores de la entrada. Tras pagar el ticket de admisión, tendréis por delante unos 2km de recorrido que empiezan frente a un precioso lago. Antes de empezar a caminar, veréis algunas advertencias (a tener en cuenta sobre todo en caso de lluvia) y una caseta con cascos que podéis usar libremente para evitar daños ante posibles desprendimientos. Aunque el recorrido es bastante sencillo, aseguraos también de llevar un calzado adecuado y todo lo necesario para una caminata de unas 2 horas (ida y vuelta, casi 4km en total).

 

foto2      foto3

En el primer kilómetro encontraréis alguna pendiente pronunciada (nada preocupante), así como alguna bajada que puede ser resbaladiza si ha llovido. Pasado este tramo relativamente engorroso, ya empezaréis a caminar junto al río y ver muestras de la espectacularidad del paisaje. Pero lo mejor aguarda tras atravesar un pequeño túnel entre las rocas. A partir de aquí caminaremos casi siempre por una pasarela de madera (esta zona es llana y muy sencilla) junto al río, flanqueados en todo momento por dos enormes paredes verticales de roca kárstica entre las que se filtra agua en abundancia.

foto4

Toda esta zona es un regalo para la vista, así que si lleváis cámara de fotos probablemente la excursión se alargue más de lo previsto. Los meandros del río se irán sucediendo uno tras otro y finalmente desembocaréis en lo que muchos consideran el punto álgido de la visita: la cascada del Kakueta, cuyo chorro de agua brota sin cesar desde una altura de 20 metros. La cascada puede observarse desde un pequeño puente situado justo en frente o desde su propio interior a través de un pasaje entre las rocas. El recorrido finaliza unos 200 metros más allá en una pequeña cueva. Un buen sitio para estar a la sombra en verano y reponer fuerzas para emprender el camino de regreso. Por cierto, a la salida (o la entrada, según se mire) encontraréis un bar donde sirven bocadillos y bebidas. Algo caro, pero no hay mucho donde elegir si uno vuelve cansado y no tiene nada que llevarse al estómago.

foto5

Ya puestos a andar, hay otra excursión que no os debéis perder: el camino hasta el Puente de Holzarte.  Normalmente se hace esta ruta desde el parking del Auberge Logibar, a unos 3km de Larrau y a unos 20 de las Gargantas de Kakueta. Hay un camino de varias horas que recorre todo el valle, pero para novatos como nosotros será suficiente con llegar al puente y volver. La senda está marcada allí mismo con la categoría de “difícil”. En realidad no es que tenga mucho misterio, pero sí que es una subida bastante pronunciada en algunos tramos y llena de pedruscos. Completar los 4,4km (ida y vuelta) os llevará más o menos 1h 30m (la mayoría en el ascenso, claro).

foto6     foto7

Después de salvar un primer tramo suave y repleto de sombras, el sendero se vuelve abrupto y se hace trabajoso avanzar. Si hace buen tiempo el sol os castigará en este tramo, así que llevad agua en abundancia. Pasada esa zona (que no os echen para atrás 20 minutitos de “sufrimiento”) el camino llanea entre árboles y se asoma poco a poco a las gargantas de Holzarte. Ya a lo lejos quedaréis impresionados por la pasarela que une los dos lados de la montaña, con sus 70 metros de largo y 200 de caída. El puente se puede ver perfectamente desde varios puntos y es muy fotogénico, pero desde ningún sitio se disfruta tanto como desde la propia pasarela de madera. Cruzarlo mientras se balancea es toda una experiencia que os animamos a probar algún día. Eso sí, absteneos si tenéis vértigo.

foto9       foto10        foto11

Aprovechando las posibilidades de la zona, os dejamos otra opción interesante para visitar:

CUEVA DE LA VERNA: Me enteré de la posibilidad de realizar esta visita gracias a un amigo. Siempre me han gustado las cuevas, pero la espeleología me da bastante respeto y me tengo que conformar con disfrutarlas en plan turisteo, pero me parecía interesante compartirlo porque a vosotros os puede interesar. Me puse manos a la obra para ver cómo se  podía compaginar la visita a una de las cavidades subterráneas más grandes del mundo con la excursión a las gargantas de Kakueta y al Puente de Holtzarte y creo que es una muy buena opción para aprovechar unas horitas más de aventura

cueva 1      cueva 2

La cueva de la Verna es una inmensa sala subterránea de 62.000 metros cuadrados, 270 metros de longitud, 230 de ancho y 180 metros de altura, y se encuentra bajo la llamada Piedra de San Martín. Fue descubierta en 1953 por espeleologos franceses y se pensó en construir una central hidroeléctrica aprovechando el caudal del río que corre por su subsuelo, para lo cual se perforó un túnel de 800 metros hasta la misma sima. Finalmente, se descartó el proyecto de la central hidroeléctrica y el túnel se dejó para el acceso de los espeleologos. En 2010 se acondicionó y se abrió al turismo en general, de modo que se puede visitar previa reserva por internet ya que hay límite de visitantes por turno. Existen varios tipos de recorridos, el más sencillo es apto para todo el mundo, incluso para discapacitados. Esta modalidad fue la que escogimos, entre otras cosas por cuestiones de tiempo. La visita dura una hora y cuesta 9,50 euros por persona. Además, se puede contratar transporte hasta la entrada de la cueva. Y así lo recomendamos, porque el acceso está en lo alto de un monte y se tarda bastante tiempo en llegar, en fin que sería otra marcha de unos 8 Km, media hora en todoterreno. En total, la entrada y el transporte, 15,5 euros por persona. Dentro hace bastante frío, sobre todo un viento fortísimo que congela hasta los huesos, más aún en contraste con el calorazo que hacía en el exterior. Con lo cual no hay que olvidarse de llevar prendas de abrigo. Por lo demás, el interior es impresionante, y se contempla la cascada subterránea que parece minúscula en comparación con las dimensiones de la cueva. Se puede hacer fotos sin flash, pero es imposible abarcar lo suficiente para dar una idea de su tamaño. Incluso con buenos equipos fotográficos es sumamente difícil conseguir imágenes que la capten en toda su magnitud, así que no digamos con mis modestos medios y con lo oscuro que estaba al principio, si bien la van iluminando poco a poco y en sitios estratégicos. De todas formas, pese a la poca calidad de las fotos, creo que es interesante poner aquí alguna ya que no hay demasiada información sobre esta cueva

cueva 3     cueva 4

¿Que os parece? … a nosotras nos encanta para una escapada de fin de semana

Comentar también que es un lugar de furgoperfecto increíble y que no tendréis problema en ninguna parte para pernoctar, en el post de la semana que viene os daremos más datos para concretar zonas

La semana que viene os dejaremos también otro post con otra ruta chulisima para visitar, sería una muy buena opción si tenéis unos días para escapaos…ya que esta zona cerquita de Navarra tiene muchas posibilidades